Partidos políticos, acusan al Gobierno de “dar la espalda a los apicultores españoles” al no apoyar que sea obligatorio “indicar el país de procedencia” en el etiquetado de la miel y le reclama que “vele por los intereses” del sector.

 

tarros_de_miel

 

El senador socialista por León, Nicanor Sen, ha acusado en el Gobierno de “dar la espalda a los apicultores españoles” al no apoyar que se establezca la obligatoriedad de detallar en la etiqueta de los envases de miel el país de origen del producto y le ha reclamado que “vele por los intereses” de este sector que, aparte de este, tiene otros muchos problemas, como son las enfermedades que atacan a las abejas o la avispa asiática y que, en su opinión, “está más que nunca, en este momento, necesidad del apoyo de las autoridades y del Ejecutivo”.

 

mielSen realizó estas manifestaciones, durante el debate, este martes, ante la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Senado, de una moción de CiU por la cual se instaba en el Gobierno al hecho que la futura modificación del Real decreto 1049/2003, de 1 de agosto, por el cual se aprueba la Norma de calidad Relativa a la Miel, se establezca la obligatoriedad de detallar en la etiqueta el país o países de origen del producto.

Al inicio de su intervención, el senador, manifestó su desacuerdo con la negativa del Grupo Popular a apoyar esta iniciativa y reafirmó su argumentación mostrando dos botes de miel a los miembros de la Comisión senatorial, al mismo tiempo que explicó: “Mire, yo he traído dos botes de miel, uno de miel de la provincia de León, miel de primera calidad, y un bote de miel a la cual ha hecho referencia el portavoz del Partido Popular”. ” Cómo pueden ustedes comprobar, ya solamente por el color, esta es la famosa miel que se vende prácticamente en el 100% de los supermercados y de las superficies de este país, la famosa miel mezclada, que viene, principalmente, de China”, puntualizó.

En este contexto, Nicanor Sen puso de manifiesto que por un lado, está “la miel de primera calidad, de apicultores nacionales, de una provincia, en el caso nuestro, de León, de la comarca del *Bierzo, de tierras de elevada flora *melífera, donde nos encontramos además con grandísimos apicultores que desde hace años son referentes del sector”, frente a “la miel de importación que está inundando, ya desde hace varios años, el mercado español”.

El senador,  reconoció que aunque es un sector que trae varios años vendiendo toda la producción de miel nacional, no quiere decir que al sector le vaya bien y señaló que prueba de esto son “las constantes quejas que a través de las diferentes asociaciones sindicales que agrupan al mayor número de productores, de pequeños apicultores españoles, nos vienen trasladado”.

Después de recalcar que “los apicultores españoles son un gran ejemplo de la Marca España, siendo, además, los mayores productores de miel, de una miel de muchísima calidad”, Nicanor Sen, incidió que “también es verdad que el sector está viviendo un auténtico calvario”. “Situación que vienen denunciando desde hace tiempo por multitud de situaciones. Es difícil para un sector que vende todo el que produce y que encima tiene que importar, que las administraciones y, en este caso, el Gobierno de la Nación, no se haga eco de los problemas que tiene”.

Al hilo de esto, el senador leonés reprochó al Partido Popular “por qué no se puede poner en la etiqueta de los botes el país de origen de dónde ha sido recolectada la miel y así que los ciudadanos puedan conocer la diferencia entre una miel de calidad y un edulcorante”. “El que no puede ser es que nosotros importamos la basura que no quiere nadie –esto es el que dicen los apicultores, que esto es basura- y que porque trae un 1 o un 2% de miel nacional, se exporte como Marca España. Y, desgraciadamente, el mayor productor de miel de calidad de España está propiciando que los propios españoles tengamos que ir a los supermercados a comprar este edulcorante que, encima, es malo. Le ponen miel, pero los apicultores saben que esto no es miel”.

 

miel-2En la misma línea, el senador, lamentó que “nos hemos convertido en el país que importa la peor miel que sale de China” y denunció que “se están importando miles y miles de toneladas de miel de muy baja calidad, en torno a 1,30 euros/kg, puesta al mercado español, cuando los costes de la miel de un apicultor español de primera calidad, normalmente, no bajan de 3,5 euros o 4 euros/kg”. “Este es un problema importante, primero, porque se perjudica la producción anual, así como el prestigio de los apicultores españoles, y, encima, se engaña a los consumidores”, afirmó.

El senador leonés recordó al Grupo Popular que el pasado 18 de febrero, en las Cortes de Castilla y León, ”todos los grupos, incluidos sus compañeros del Partido Popular”, aprobaron una proposición no de ley del Grupo Socialista relativa a las demandas realizadas por el sector de los apicultores y le recriminó “qué miedo hay al hecho que se conozca y al hecho que se ponga en un bote de miel que viene de China?”, y a continuación, asegurar “no entender cuáles son los motivos por los cuales el consumidor, en vez de leer: @mescla de mieles originarias y no originarias de la Comunitat Económica Europea, no pueda ver el país de donde procede la miel, porque así elija si la compra o no, o si prefiere gastarse un poquito más de dinero. Porque la diferencia no es tanta”. ”Este es el negocio de las grandes distribuidoras”…

 

 

 

Tarro-01Finalmente, Nicanor Sen reprochó al Grupo Popular que con su negativa a la iniciativa que se estaba debatiendo “perdiera la oportunidad de dar un apoyo explícito, concreto y directo a las demandas de los apicultores españoles que demandan que el Estado, que el Gobierno de España, los apoye en este asunto y que vele por sus intereses” y le acusó de “dar la espalda, una vez más en este asunto, a los apicultores españoles”. “Un sector que tiene, aparte de este, otros muchos problemas, como son las enfermedades que atacan a las abejas, la avispa asiática y otros, y que está más que nunca en este momento necesitado del apoyo de las autoridades, y en este caso del Gobierno”, concluyó.

El gobierno da la espalda a los apicultores españoles
Etiquetado en: